Los cuidados básicos de la piel antes del maquillaje.

“Nada hace mas bella a una mujer que su propio convencimiento de que es bella”  Sofía Loren

La piel es uno de los órganos más dinámicos del cuerpo y que está en constante evolución debido a la edad, hormonas, ambiente, dieta y hábitos.  A partir de los 25 años disminuye la producción de colágeno, proteína encargada de la firmeza y elasticidad de la piel y de darle al rostro un aspecto terso y luminoso. Para tener una piel saludable y radiante es indispensable crear una rutina de cuidado diario de acuerdo a tu tipo de piel. Siguiendo estos 5 pasos diarios notarás una gran diferencia en el corto plazo y será la base de un maquillaje perfecto.

  • Paso 1: Limpieza

Con la limpieza se debe comenzar y terminar el día. Es el tiempo mejor invertido en tu belleza y vital para una piel balanceada y sana. Sobre todo antes de dormir cuando has acumulado durante el día maquillaje, aceites y contaminación. Es recomendable el uso de limpiadores multifuncionales, que sirven tanto para retirar el maquillaje de los ojos como el del rostro. Las leches limpiadoras son indicadas para pieles secas y los jabones espumosos para pieles grasas, es muy importante enjuagar con abundante agua para retirar el producto. La aguas micelares limpian profundamente la piel, retirando los restos del maquillaje actuando como loción tónica, por lo no es necesario enjuagar con agua.

  • Paso 2: Exfoliar

A partir de los 25 años disminuye la tasa de renovación de la piel, por lo que debemos ayudarla con la exfoliación. La exfoliación permite remover la piel muerta y ayuda a la absorción de los productos hidratantes y antienvejecimiento, dejando la piel clara y suave, retarda la aparición de líneas de expresión, arrugas, poros abiertos y puntos negros. Es recomendable que la exfoliación se realice, mínimo, una vez a la semana. Pueden usarse exfoliantes químicos de acido alfa hidroxi o acido beta hidróxi o naturales como sal marina y azúcar.

  • Paso 3: Humectar

La hidratación permite mantener la mayor cantidad de agua en la piel y el producto hidratante por excelencia es el ácido hialurónico, que posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso, reconstituyendo los tejidos que sostienen la piel. Puede usarse en presentaciones de serum o crema, el serum es altamente concentrado, tan ligero como el agua y de fácil absorción, mejoran el desempeño de otros productos que se apliquen posteriormente en la piel. Las cremas tienen una textura más densa y rellenan temporalmente las finas lineas de expresión dándole una suave apariencia. Cuando se usa más de un producto en el rostro debe aplicarse primero el que tenga la textura más fina.

  • Paso 4: Proteger

La principal causa de envejecimiento es la exposición al sol sin protección, sobre todo entre las 11 y las 3 de la tarde. El protector solar es un factor importante en la prevención del cáncer y de otras enfermedades de la piel. A la hora de elegir uno asegúrate que sea de amplio espectro UVA/UVB y con factor de protección, mínimo, de 30. Debe usarse diariamente, varias veces al día, sobre todo cuando se realizan deportes, en días soleados o no. Hoy en día muchas cremas humectantes vienen con protector solar, sin embargo se recomiendo su uso por separado. Prueba los que más se adapten a tu piel, es recomendable que no sean muy espesos ni muy grasos ya que afectarían el acabado del maquillaje.

  • Paso 5: Reparar

Es importante cultivar el hábito de una rutina diaria antes de acostarse. Está comprobado que es mientras dormimos cuando el cuerpo se regenera. La noche es el mejor momento para la aplicación de tratamientos reparadores, como retinol/vitamina A, encargado de estimular la producción de colágeno, la vitamina C/ácido ascórbico, poderoso antioxidante que ayuda a la producción de elastina y a proteger la piel de la oxidación celular producida por los radicales libres, mascarillas humectantes y peelings caseros.

La belleza de la piel comienza con un estilo de vida sano. Los factores hereditarios determinan como luce, cambia y envejece la piel pero pueden ser mejorados con buenos hábitos de cuidado personal. El balance nutricional, mantenerse hidratado tomando al menos 8 vasos de agua diarios, ejercitarse diariamente, tener un sueño reparador que permita la regeneración de la piel, evitar el alcohol y el tabaco, controlar el estrés y protegerse del sol, no solo ayudará a transformar la piel de adentro hacia afuera haciéndola lucir radiante, sino que aumentará la confianza en ti misma.

Maria Mercedes Velásquez

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s