Básicos para el rostro II

“La belleza es muy superior al genio. No necesita explicación.” Oscar Wilde

La mayoría de las mujeres afirman que se sienten más seguras cuando creen que muestran su mejor versión, y sin duda el maquillaje es una herramienta poderosa para construir la mejor de todas.

En mi artículo anterior hablé de la base, el corrector y el polvo y la manera de aplicarlos. Hoy compartiré con ustedes las distintas presentaciones y la manera de aplicar el bronceador, el rubor y el iluminador. Ya que estos tres productos brindan una apariencia saludable y un aspecto de porcelana al rostro.

El bronceador (Bronzer)

Después de aplicar la base, el corrector y el polvo, el siguiente producto es el bronceador. Este le brindará dimensión al rostro y un aspecto de bronceado saludable, inclusive es usado para corregir errores de color cuando se aplica una base más clara en el rostro.
Sin embargo, hay que tener mucho cuidado en pieles claras ya que puede dar un aspecto sucio, por lo que hay que seleccionar un tono café suave y en el caso de pieles muy oscuras puede ser usado como rubor.
El bronceador viene en distintas presentaciones: en polvo, barras de gel y crema, su acabado puede ser mate o satinado. Las zonas del rostro donde debe ser aplicado son: la línea del cuello, la sien, pómulos y mentón y en ambos lados de la nariz para afinarla. En el caso de narices largas, aplicarlo en la punta de la nariz producirá un efecto de acortamiento.


El rubor (blush)

El rubor es usado para darle color al rostro, resaltar los pómulos y crear un aspecto saludable y atractivo. Se encuentra en diferentes presentaciones: en polvo, crema y spray. Su presentación dependerá del acabado que se quiera y la época del año. Se recomienda rubor en polvo para el verano y crema y spray para el invierno.
Sonríe y aplica el rubor en la manzana de los pómulos difuminando hacia arriba hasta la llegar a la línea del cabello, luego hacia abajo para suavizar los bordes. Siempre aplica más color en la parte superior del hueso del pómulo. La manera de seleccionar el color adecuado es pellizcando la piel, el tono que produzca debe ser el tono del rubor. Recomiendo una técnica muy utilizada para resaltar los pómulos: utilizar dos colores, uno de tonos naranjas y sobre él, uno de tonos rosados. El tono correcto del rubor debe darle un aspecto bonito a los pómulos sin parecer obvio.


El iluminador (Highlighter)

Es un imprescindible hoy en día y ha sido popularizado por Jennifer López y Kim Kardashian en sus apariciones sobre la alfombra roja. Su mayor atributo es resaltar y aportar brillo en la parte superior de los pómulos, en el hueso de la ceja, en la esquina interna del ojo (lagrimal), la punta de la nariz y el en arco de cupido; creando un brillo natural con aspecto de piel de porcelana. Al igual que el rubor, viene en presentaciones en polvo, crema, líquido y barra. Recomiendo que se aplique después del maquillaje básico del rostro pero antes del labial, para dar los últimos toques de luz.

Maria Mercedes Velásquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s