Diferencias entre los polvos para maquillaje.

El polvo es un accesorio indispensable para las amantes de la belleza, pero se ha convertido en un tema cada vez más complicado. Polvos HD, de acabado (finishing), para sellar (setting), con color o translúcido, suelto o compacto, es fácil confundirse. Aquí te explico para que sirve cada uno y por qué lo necesitas en tu arsenal de maquillaje.

Mientras que todas quieren brillar, nadie quiere verse grasoso y el polvo es un gran matificante. El polvo sobre tu base líquida o en crema ayuda a sellarlo de manera que no se corra y dure mucho más. Ciertos polvos pueden reducir el aspecto de las líneas finas de expresión y disminuir la apariencia de los poros. El polvo también es una gran base sobre la cual aplicar el rubor, contorno, bronceador e iluminador. Puedes aplicar todo esto directamente sobre tu base si lo deseas, pero durará más cuando el polvo está entre ambos. También puedes usar polvo para sellar una sombra en crema, bajar el volumen del rubor cuando te lo has aplicado en exceso, aplicarlo entre cada capa del labial para que dure más y en casos de emergencia usarlo como champú seco.

¿Cuál es la diferencia entre polvo de acabado, HD, para sellar, compacto y suelto?

Para comenzar: los polvos compactos y sueltos son hermanos, no gemelos. El polvo suelto viene en un envase, tiene partículas más pequeñas y por lo tanto una consistencia más fina, y generalmente proporciona una cobertura ligera. Es común que al aplicarlo se esparza por todos lados, sobre el lugar donde te estas maquillando y sobre tu ropa.

El polvo compacto viene en un empaque más pequeño y cómodo, de aplicación fácil y rápida que contiene ciertos ingredientes para convertirlo en un producto semisólido. Por lo general siliconas o ceras, por lo que si tu piel es grasosa posiblemente tengas problemas con el polvo compacto. Debido a que las partículas con las que está hecho son un poco más grandes, aplicar demasiado polvo compacto puede dar como resultado una apariencia sobrecargada a tu rostro. Sin embargo, usar un poco es ideal como retoque durante el día.

La diferencia entre el polvo para sellar y el polvo de acabado es poca, muchas empresas usan estos términos solo por cuestiones de mercadeo.

El polvo para sellar es el clásico polvo y se aplica después de la base para eliminar el brillo y sellarla para que dure mucho más tiempo. Puedes usarlo con un poco de color para que coincida con el tono de tu piel, ya que agrega un poco de cobertura y ayuda a ocultar las manchas o cicatrices. También puedes usarlo traslúcido porque combina con todos los tonos de piel cuando se mezcla bien. Es genial para matar el brillo y no agrega una tonelada de producto extra a tu piel.

El polvo de acabado se usa generalmente después de poner el polvo para sellar, lo que permite disimular las líneas de expresión y disminuir la apariencia de los poros. Es perfecto para televisión porque le da a la piel un acabado porcelana. Por ser un polvo blanco debes difuminarlo adecuadamente para que se vea bien en fotos con flash, porque la luz del flash rebota contra ciertos ingredientes (silica) y causa FLASHBACK, que es cuando sales con la cara blanca en las fotos.

Los polvos HD generalmente son polvos de acabado, se llaman así porque los maquilladores que trabajan en televisión y que filman en alta definición encontraron que otros polvos se ven demasiado pesados ​​en pantalla.

Espero que esta guía te ayude a decidir que polvo utilizar de acuerdo a tus necesidades.

 

Maria Mercedes Velásquez

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s